viernes, 18 de septiembre de 2009

Nombres simpaticotes, absurdos y auténticas cagadas


Os tengo abandonados -oh público fiel- desde el veranito.

Y qué mejor que comenzar nueva temporada con una entrada graciosa, o al menos que pretenda serlo.

Para los que no estéis en el mundo del motor así más generalista, a lo mejor a principio de este siglo se os pasó por alto aquel modelo que presentara Nissan en el salón de Tokio de 2001. Ese vinículo tan estupendo: El Nissan Moco. Era un coche urbano pequeño, adaptado a la legislación japonesa para poder tener un vehículo sin tener que acreditar la posesión de una plaza de aparcamiento (aquí podían ir haciendo algo así).


Lo mejor de todo es que en el moco... todo es verde. Todo, hasta la iluminación (un sistema pionero de retroiluminación bastante desagradable en ese verde-cyan que tenían los números digitales de las radios de los 90).

Otro ejemplo claro y que suele verse junto al Moco es el Mazda... Laputa!

En mi escuela me avisaron que siempre hay que hacer un buen brainstorming antes de lanzarse con algo que te guste. Ya sabemos en qué estaban pensando en Mazda al lanzar su minicar en 1999...

En Gulliver, sucios, que sois unos sucios! Resulta que Laputa es un homenaje a aquella isla flotante cuyos habitantes eran fans de las mates y de la tecnología pero que no conseguían un uso práctico de sus invenciones. Bueno, y Kubrick también usó a Laputa (todo suena fatal) como escenario imaginario, pero no es el caso, o eso creo.



De todos modos, no es un buen nombre. Los habitantes de Laputa hicieron un espejo que permitía hablar con personajes históricos pero no funcionaba bien porque la ropa no era la adecuada, así que podemos decir que el Laputa es una buena idea, pero que algo en el falla.

Sep, el nombre, al menos. Lo curioso es que duró 7 años en el mercado, primero como un utilitario 4x4 y posteriormente rediseñado a microcar.

El aporte germano-americano llega de parte del Volkswagen Jetta, que aquí fue cambiado a Vento y Bora más adelante. Lo curioso es que ahora se comercializa bajo ese mismo nobre, como variante Familiar del Golf. Se ve que ya no pronunciamos Jetta como en los 80. Y debe ser así.


Básicamente se trata de un Golf con culo y 4 puertas. El Bora no fue un exitazo de ventas en España, pero sí que fue un modelo interesante, e incluso se vendió con el estupendo 2.3 V5 de sólo 150 cv (Seat montaba ese bloque con 170 cv en el Toledo II) que sonaba de maravilla... Y me estoy desviando del tema.

Uno que me gusta especialmente es el Daihatsu Naked, otro Kei Car. Es el término con el que se denominan a los coches que, como el Moco, aprovechan al máximo su tamaño y cilindrada para no tener que demostrar que se posee un aparcamiento en Japón.


Después de destrozaros las pupilas (gustativas), aprovecho para enseñaros parte de su acertado merchandising. Supongo que tendrían gorras y camisetas (o no, que para eso es naked), pero lo mejor de todo es la pegatina de advertencia de niños en el coche:



Efectivamente: KIDS in... NAKED es lo que reza la pegatina. Supongo que la amarilla tratará de dejarlo algo más claro en japonés.

En fin, seguro que todos tenemos en mente al Mitsubishi Pajero, ¿no?. Bien, porque ahora Kia ha decidido hacer algo similar y llamar Borrego a su nueva creación. Olé. Supongo que en las fotos de promoción aparecerá rodeado de adorables mamíferos peludos. Y no hablo de Chewacca (que prefiero no imaginármelo como mamífero, aunque para vosotros ya es tarde).

Lexus y su LF-A no creo que necesiten de mucho comentario aparte de que lo presentaron en blanco perlado.

Lamborghini no se ha quedado corto hace un año cuando presentó su estupendo pero desafortunado Reventón, vale, sabemos que le gustan las ganaderías taurinas a la marca, pero seguro que hay pocas que aplicadas al mundo de la automoción tengan tan mal fario. Espero que no haya una familia que se llame Gripado o algo así, aunque visto lo visto... cruzo los dedos.




Bien, y ya para acabar... que sí, que hay millones de listas por internet con coches americanos muy graciosos y me imagino que asiáticos habrá millones que se pueden ver de un googlazo.

Pero Volkswagen tuvo en su día un detalle tierno al homenajear a uno de sus coches. En el famoso circuito de Nardó en Italia (un circuito circular en plan CERN, cicular de unos 12 km de longitud), batió nada menos que seis (6) récords de velocidad en 2002 cuando el coche aún se llamaba coupé W12. Con ese coche llegaron rumores de que VW estaba interesada en entrar en la Fórmula Uno.




Bien, dicho todo esto me preguntaréis... ¿qué pasa con el Nardó si tampoco es para tanto? Pues nada, que cuando la prensa internacional se hizo eco de la gesta lograda por VW, omitió el susodicho acento (o tilde, que algún forero intrépido ya me ha echado en cara alguna vez que "acento" no es lo mismo que "tilde", cuando si echamos un vistazo al diccionario vemos que puede significar lo mismo), ya que en muchos países no se emplea, y el pobre coche acabó llamandose Volkswagen Nardo también para algunas publicaciones españolas poco documentadas.

Por lo que batir seis records de precocidad con tu Nardo a lo mejor ya no es tanto motivo de alegría y se convierte en un inconveniente. ¡Y sólo con borrar una rayita! (curioso esto último).


Bueno audiencia masiva, me despido por hoy! Espero que hayáis disfrutado :)


Fuentes y regadíos de conocimiento auxiliar y con cierta fiabilidad: km77.com, Wikipedia, elmundo.es motor


4 comentarios:

  1. Yo espero con avidez el Mazda Laostia!

    ResponderEliminar
  2. Que hay del volkswagen polo gt ? xDDDDD

    ResponderEliminar
  3. Curioso lo de las plazas de aparcamiento en Japón. Tomo nota.

    ResponderEliminar

Anímate y deja un comentario!

¡Trata de ser constructivo!

:D